Pagodas doradas, budas de más de 2 metros, minas de jade y diamantesBirmania  o Myanmar es un auténtico país que ofrece paisajes increíbles para tu luna de miel. Es un país donde se hablan más de 100 lenguas y habitan más de 140 grupos étnicos. Si hay algo que te enamorará desde el primer momento en tu luna de miel a Birmania será la hospitalidad y la acogida de su pueblo.

Si decides ir de luna de miel a Birmania, encontrarás paisajes vírgenes, templos asombrosos, lugares misteriosos, playas paradisíacas y un pueblo alegre, acogedor y feliz.

En Bhárad, te vamos a dar motivos suficientes, en concreto 5,  para ir de luna de miel a Birmania. ¡Comencemos!

1. Bagan, una ciudad majestuosa con más de 4.000 templos. Bagan, antigua capital del imperio de Pagan, alberga más de 4.000 templos, algunos en ruinas y otros aún en buen estado conservación. Para poder vivir aventuras exóticas en tu luna de miel en Birmania, puedes viajar por esta ciudad en bicicleta eléctrica o en coche con conductor privado y ver sus diferentes escenarios. En tu camino encontrarás bellas pagodas e increíbles paisajes. Una de las estupas (tipo de arquitectura budista que acoge reliquias de Buda) más antiguas de Myanmar y que está situada en Bagan es Shwe Zi Gon. Desde lo lejos podrás ver la parte superior dorada que impresiona más con la puesta de sol. Otro de los templos más importantes de Bagan es Ananda Temple, del siglo XII. En su interior, se encuentran 4 majestuosos budas de pie. En nuestro tour por Bagan, no podremos olvidar el templo más alto que está muy cerca de Ananda Temple: Thatbyinnyu Temple, con 61 metros de altura. ¡Aquí tendremos que coger una buena perspectiva para sacar una buena foto! De todas formas, los templos de Bagan son preciosos tanto por fuera como por dentro. Si decides ver algún templo al amanecer o al atardecer, elige Shwesandaw Pagoda, espectacular para estos momentos del día tan románticos.

2. Mandalay, centro económico y cultural de Birmania. En tu luna de miel a Birmania, una de las escenas que recordarás de este bello país será la puesta de sol en la colina de Mandalay. Allí, después de subir a la cima, te esperan unos monjes muy afectuosos que querrán conversan contigo. ¡Una experiencia muy enriquecedora! Cerca de esta colina, podrás pararte a vislumbrar el Monasterio Shewnandaw, elaborado con exquisita madera de teca y ornamentación de dragones y otros animales míticos. El Palacio Real de Mandalay es una de las visitas obligadas en tu viaje de novios a Birmania. Podrás visitarlo en motocicleta y deberás entrar descalzo a las diferentes dependencias como símbolo de respeto. A día de hoy, se encuentra reconstruido debido a los diferentes bombardeos que sufrió en el siglo pasado. Uno de los clásicos espectáculos que no debes perderte a la salida del Palacio será el “Mandalay Marionettes” o “Espectáculo de Marionetas”, donde la música en directo, la danza y el humor conforman una puesta en escena sorprendente sobre las historias de Jakata y Kamazat para todos los públicos.

3. Lago Inle, un espacio mágico para los viajeros. El lago Inle, actualmente declarado “Reserva de la Biosfera por la UNESCO”, presenta aldeas de pescadores y huertos sobre el agua. Para recorrer este maravilloso lago, deberás subirte a un bote con un remero birmano. ¡Te sorprenderá el equilibrio que mantienen con una pierna y la otra enrollada al remo! En tu paseo por el lago encontrarás singulares casas flotantes y huertos donde podrás detenerte a hablar con los lugareños. Si quieres tener una experiencia fuera de lo normal en tu luna de miel en Birmania, te recomendamos sobrevolar la zona del lago en un globo aerostático. ¡Te quedarás sin palabras!

 

4. Rangún (Yangon), la antigua capital de Birmania. Esta ciudad encierra una de las maravillas más asombrosas de este increíble país. Allí verás una sorprendente pagoda dorada, Shwedagon Pagoda, con diamantes y gemas. ¡Más de 27 toneladas de pan dorado! Los lugareños creen que la estupa tiene más de 1.000 años, aunque no se sabe con seguridad cuántos años tiene. Uno de los momentos que querrás guardar para siempre de tu luna de miel a Birmania será el atardecer en Shwedagon Pagoda. Si quieres tener algunos recuerdos de Yangon puedes dirigirte al Bogyoke Aung San Market, donde encontrarás joyas, galerías de artes y otros recuerdos típicos birmanos.

5. Bago, templos, cultura y budismo. Birmania es bella en sí misma por la espiritualidad que se respira, desde sus deslumbrantes templos hasta la hospitalidad de su gente. En Bago, una ciudad más pequeña que Yangon, podrás encontrar un museo budista callejero a cada paso que des. Verás 4 robustos budas tallados en una sola pieza, Kyaik Pun Paya, que están situados en cada uno de los cuatro puntos cardinales. Otra de las figuras que no te dejarán indiferente será el Buda reclinado de 55 metros de longitud, el Shwethalyaung Buda. Si quieres adentrarte en los orígenes de Buda, te recomendamos visitar la estupa Mahazedi: la leyenda cuenta que en su interior reside un diente del auténtico Buda. Si lo encuentras, ¡no te lo lleves porque se trata de un objeto sagrado y espiritual! En Bago, también podrás acercarte de lleno a la cultura birmana en el antiguo monasterio de Kha Khat Wain Kyaung, donde cerca de 500 monjes conviven para alcanzar la paz interior y aprender las enseñanzas de Buda.

Birmania (Myanmar) es un país que no deja indiferente a nadie. Ir de luna de miel a Birmania es algo tan encantador como fuera de común. Volverás con recuerdos increíbles y vivencias únicas. Si aún no lo tienes claro, ponte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto o a través del teléfono 955 522 530. ¡En Bhárad hacemos posible tus sueños!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *