• 955 522 530
  • C/ Campana, 6, 3ºA (Sevilla)
  • L-V 10:00-14:00 y 17:30-21:00

Viaje exclusivo a Omán, la sorpresa de Oriente Medio

Mezquita en Omán, uno de los destinos exclusivos de Bhárad

Omán es uno de los destinos más sorprendentes de Oriente Medio. Viajar a este sultanato supone embarcarse en un viaje exclusivo para descubrir un lugar que aúna lo mejor de la península arábiga.

Y es que Omán dispone de todas las comodidades de los países más ricos de Oriente Medio, pero es más accesible que a Arabia Saudí, más seguro que  Yemen y más tradicional que los Emiratos del Golfo Pérsico.  Además, tolera todas las minorías religiosas, lo que convierte a este país verdadero remanso de paz y tranquilidad que le ha hecho ganarse el apodo de la Suiza de Oriente Medio. 

Un viaje exclusivo al ‘caribe de Oriente’

El sur del país es conocido como el “Caribe de Oriente” y se trata de la única zona de la península Arábiga que recibe parte de las lluvias monzónicas de la India.  Gracias a ello, la región de Dhofar se cubre de un exhuberante manto verde que más recuerda a paisajes irlandeses que a Oriente Medio.

Es el caso del parque natural Wadi Darbat, que se abre paso a través de colinas y montañas y está repleto de lagos, cañones que hacen las delicias de los amantes de la naturaleza.

Omán, un viaje exclusivo de Bhárad

A los bucólicos paisajes de esta región, salpicada de extensas plantaciones plataneras,  se añade el carácter pintoresco de su capital, Salalah. Un centro de referencia para los más exigentes viajeros gracias a sus increíbles sus playas y a su exótico patrimonio natural.

Los alpes de Omán

En el norte del país se ubica la cordillera Jabel Akhdar, también llamada “la montaña verde”. Un paraje de lo más interesante ya que permite conocer los sistemas de irrigación aflaj, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2006. Se trata de alarde de ingenio completamente respetuoso con la naturaleza que, valiéndose de la inclinación de la propia montaña, permite al agua circular por los pueblos a través de antiguos canales.

El resultado es un hermoso enclave con acantilados repletos de plantaciones frutales entre las que destacan las famosas granadas, muy preciadas en el país.

Pero no acaban aquí las sorpresas que aguarda el norte de Omán. Si subimos aún más encontraremos la península de Musandam. Ubicada en el estrecho de Ormuz, Musandam es verdaderamente un lugar espectacular gracias a sus fiordos. Imagina una cadena de montañas infiltrada por el mar, playas vírgenes de aguas turquesas con arrecifes de coral y delfines… Imagina disfrutarlas a bordo de un dhow, la elegante y tradicional embarcación ovalada del golfo Pérsico. Un verdadero paraíso.

Dunas y oasis en Omán

La estampa típica de Oriente Medio tampoco falta en Omán. Dromedarios, paseos en 4×4 por dunas de más de 200 metros, cenas beduinas bajo las estrellas, sesiones de sandboard… Pero si hay un desierto especialmente hermoso en el país es el de Sharquiya. Un mar de dunas que se extiende hasta el océano Índico, con más de 6.000 años  de antigüedad y hogar de los beduinos.

Dunas de Omán, un viaje exclusivo de Bhárad

Quizás sea uno de los sitios donde mejor se mantienen las tradiciones de una tribu en el mundo.  El pastoreo de ovejas y dromedarios, sus hábitos, su cultura, todo se mantiene suspendido en el tiempo a lo largo de los años y poderlo disfrutar es todo un privilegio.

Por supuesto, Omán tiene espectaculares oasis, llamados wadis. El más conocido es el de Wadi Beni Jaled, un arroyo nacido entre montes que desciende hasta la llanura formando piscinas naturales de aguas transparentes.  En este singular rincón es posible hacer a nado parte del arroyo mientras los peces se alimentan de la piel muerta en una sesión de pedicura de lo más especial.

Un viaje exclusivo a medida

Omán supone la discreción entre la desmesura de los estados del Golfo. Posee un rico patrimonio, un carácter tolerante y un poderoso sentido de la tradición e identidad propia. Su diversidad paisajística es amplísima y sus ciudades, como Mascate, Nizwa o Bhala contienen auténticos prodigios arquitectónicos: mezquitas, fortalezas, palacios…

Mezquita de incienso en Omán, un viaje exclusivo de Bhárad

Por todo ello, Omán supone un viaje exclusivo que desde Bhárad recomendamos a aquellos que quieren disfrutar intensamente de Oriente Medio. Si estás decidido, te diseñamos tu viaje a medida para que tu experiencia sea única e irrpetible.

[av_hr class=’custom’ height=’5′ shadow=’no-shadow’ position=’center’ custom_border=’av-border-thin’ custom_width=’10px’ custom_border_color=” custom_margin_top=’10px’ custom_margin_bottom=’30px’ icon_select=’yes’ custom_icon_color=” icon=’ue808′ font=’entypo-fontello’ av_uid=’av-g42wl’]

[av_icon_box position=’left’ boxed=” icon=’ue80f’ font=’entypo-fontello’ title=’¿Qué contarás a la vuelta de Omán?’ link=” linktarget=” linkelement=” font_color=” custom_title=” custom_content=” color=” custom_bg=” custom_font=” custom_border=” av_uid=’av-aq3vp’]
[/av_icon_box]

-El día que te pegaste un baño en Wadi Beni Jaled y, entre rocas y desfiladeros, los peces te hacían la pedicura

-Tu noche al raso bajo las estrellas en el desierto de Sharquiya

-La cena beduina que degustaste tras tu sesión de sandboard

-Tu experiencia a lomos de un dromedario

-Tu paseo a bordo de un dhow en la penísula de Musandam

-La visita a Bahla y su imponente castillo medieval

-La noche que viste desovar a las tortugas verdes en las playas del a península de Ras al-Jinz

-El día que confundiste la región de Dhofar con Irlanda y tu cara de sorpresa