• Viajar a Vietnam

Viajar a Vietnam

Viajar a Vietnam es siempre un acierto. Es el destino favorito de los viajeros que desean perderse por parajes naturales, desconectar de la rutina y conocer lugares nuevos llenos de magia, historia y tradición. Todo esto lo puedes encontrar en Vietnam.

Es un país que posee un rico patrimonio y un claro ejemplo de ello son la Ciudadela de Hue, la Ciudad Antigua de Hoi An o el santuario de My Son. Las tradiciones y creencias vietnamitas están latentes en las ciudades, palacios, pagodas o templos que salpican todo su territorio.

Vietnam es también naturaleza en estado puro. Posee paisajes espectaculares y únicos como la bahía de Halong, el delta de Mekong, la majestuosidad de las montañas de Sapa o las paradisíacas playas de Phu Quoc. Un ejemplo de la diversidad y belleza natural que alberga este país y que tanto fascina al visitante.

La cultura vietnamita también es otra razón de peso para poner rumbo a este destino. Celebraciones como la Gran Fiesta del Tet (el comienzo del año lunar Vietnamita) o expresiones artísticas como las marionetas de agua son tradiciones y experiencias muy recomendadas.

Y otra de las riquezas que tiene este país es su gente. Los vietnamitas son célebres por su amabilidad y su espíritu hospitalario. Un pueblo que nunca escatima una sonrisa al visitante.

Gastronomía de Vietnam

La gastronomía de Vietnam es una de las más ricas del mundo. Así que…. ¡Prepárate para disfrutar de la cocina vietnamita! ¿Qué puedes probar? Imprescindible saborear sus platos más tradicionales como bánh cuônbún chá; phó; bún cá; bánh rán thit; el bocadillo vietnamita bánh mì; o pho quon.

En Vietnam hay muchas frutas tropicales, de ahí que no dejes de probar la papaya, magos, bananas, naranjas, cocos y piñas. Además de fruta, hay muchos postres tradicionales vietnamitas que son deliciosos como el chè chuo; banh cam; che ba mau; o chè trôi nuoc. 

¿Y para beber? Hay unas cuantas bebidas típicas que tienes que probar si vas a Vietnam. El té de alcachofa; el rượu nếp cẩm, una especie de vino dulce hecho de arroz; un zumo de caña de azúcar llamado nước mía; un smoothie de frutas denominado sinh tô; agua de coco; y el té de hierbas típico de Vietnam.

Cuándo viajar a Vietnam

La mejor época para viajar a Vietnam tiene lugar entre los meses de noviembre y abril, cuando transcurre la estación seca y las temperaturas son más suaves. De octubre y mayo, las temperaturas son más altas y las precipitaciones son frecuentes.

Qué ver en Vietnam

  • Cueva Son Doong: es la cueva más grande del mundo y aún cuesta creer que permaneciera oculta dentro del Parque Nacional Phong Nha Ke Bang hasta 1991, cuando un granjero la descubrió.
  • Bahía de Ha Long: aquí el tiempo se detiene y ya sea por su majestuosa belleza o la paz que transmite, este lugar ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
  • Cascada Pongour: este lugar te dejará sin palabras. La cascada simboliza la unión entre el hombre y la naturaleza. Cada año, centenares de personas visitan el lugar en enero para celebrar las fiestas del mes Lunar y disfrutar del ambiente primaveral.
  • Tam Coc: significa las 3 cuevas. Repleta de arrozales y formaciones rocosas, la mejor forma de recorrer esta zona es usando una pequeña embarcación que nos permita disfrutar de la gran belleza de sus campos de arroz. Te llamará la atención ver que sus grutas no tienen suelo, ya que es el propio rio Ngo Dong el que transcurre por su interior.
  • Isla Phu Quoc: entre Vietnam y Camboya,  encontramos la isla más grande de Vietnam. Este es el destino perfecto para disfrutar de días de sol y tranquilidad en sus playas de arena blanca y aguas totalmente cristalinas. Los atardeceres más mágicos de tu vida te esperan en Phu Quoc.
  • Hué: declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993, esta ciudad es parada obligatoria para los viajeros que quieran conocer la historia antigua del país. Puedes visitar La Ciudadela, cuyo interior alberga los restos de la ciudad imperial; y las tumbas imperiales, donde están las tumbas de los emperadores Minh Mang, Tu Duc y la  Khai Dinh, entre otras.
  • Hoi An: pequeña ciudad costera poblada, principalmente, por pescadores. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sus calles están llenas de contrastes e influencia de la cultura china, japonesa y francesa. Es de obligada visita el Puente Cubierto Japonés y disfrutar del atardecer en esta ciudad, cuando centenares de farolillos de papel de infinidad de colores y forma se encienden para iluminar sus calles. Una atmósfera única para pasear y relajarse.