• 955 522 530
  • C/ Campana, 6, 3ºA (Sevilla)
  • L-V 10:00-14:00 y 17:30-21:00

Viajar a Tailandia

Viajar a Tailandia siempre es una buena decisión porque es un país apto para todos los gustos. Por eso, si buscas un destino que incluya de todo un poco, ¡éste es el tuyo!

Su cultura histórica, su arte, preciosas playas, animada vida nocturna, sus amistosas y hospitalarias gentes y una de las mejores cocinas del mundo, hacen de Tailandia un país fascinante.

La mayor parte de los viajeros entran en contacto con el país en Bangkok,una metrópolis deslumbrante, con rascacielos, relucientes centros comerciales, modernos restaurantes y clubs nocturnos de renombre internacional.

La zona sur de Tailandia acoge algunas de las mejores playas del mundo, especialmente Krabi, Koh Samui y Phuket. Los complejos turísticos de lujo son el sello típico de estos destinos costeros.

Tailandia mantiene el legado de una cultura ancestral. Testimonio de ello son las ruinas de sus antiguas capitales como Sukhothai o Ayutthaya, un ejemplo de la riqueza de su patrimonio histórico.

Otro imprescindible en tu viaje a Tailandia es visitar Chiang Mai, Pai, Chiang Rai y el triángulo del oro, en el norte del país. Sus templos; su rica cultura tribal, de la que las mujeres jirafa; sus fantásticos paisajes; sus montañas selváticas, sus cataratas; los trekkings y los paseos en elefante… son experiencias que tienes que vivir.

Acogedora y festiva, exótica y tropical, culta e histórica: Tailandia resplandece en todo y hace que los viajeros siempre quieran volver.

Cuándo viajar a Tailandia

La mejor época para visitar Tailandia son los meses que transcurren entre noviembre y febrero. En este periodo se registran las temperaturas más frescas, hay menos humedad en el ambiente y también son los meses más secos.

Qué ver

  • Bangkok: en la capital de Tailandia podremos visitar el Palacio Real y los templos milenarios del Buda Reclinado y Wat Arun. Date un paseo por los alrededores del río Chao Phraya, el barrio chino y sus mercadillos.
  • Koh Phi-Phi: esta isla de paradisíacas playas de aguas esmeralda y arena blanca entre enormes montañas te dejará completamente con la boca abierta.
  • Phuket: la mayor isla de Tailandia, aquí encontrarás además de playas de ensueño, lujosos hoteles, restaurantes y centros comerciales.
  • Chiang Mai: esta ciudad conocida como “la Rosa del Norte” tiene más de 300 templos, de modo que es el lugar idóneo para conocer de primera mano la Tailandia más traidicional. Aquí también se puede disfrutar de los campos de elefantes y el Parque Nacional de Doi Inthanon.
  • Chiang Rai: en esta provincia hay que ver lugares tan conocidos como el Triangulo de Oro,  los Templos en Chiang Saen y el Templo blanco.
  • Krabi: este paraíso al oeste de Tailandia es la entrada a muchísimos parque naturales, también encontramos la famosa playa Railay. Disfruta además de sus maravillosos atardeceres  sobre el Mar de Andamán desde el mirador de la península.
  • Parque Nacional de Khao Sok: aquí se encuentra el bosque tropical de hoja perenne más antiguo del mundo. Puedes hacer una ruta de senderismo o realizar un safari en jeep a través de la jungla, para ver a fauna local.
  • Phanom Rung: este complejo de santuarios hindús está en la cima de un volcán extinto y fue construido para representar el Monte Kailash, el hogar sagrado del dios Shiva. Es uno de los ejemplos de arquitectura jemer más importante del país y tiene más de mil años.
  • Koh Li Pe: en este rincón tailandés se encuentran algunas de las playas más vírgenes del país. ¡Un auténtico paraíso terrenal!
  • Kanchanaburi: esta pequeña ciudad es conocida por su famoso puetne sobre el Río Kwai, escenario de una película sobre la II Guerra Mundial. Una vez al año, el pueblo entero se disfraza para recrear la batalla con un espectáculo de fuegos artificiales. Cerca se encuentra el Templo del Tigre, un lugar donde podrás ver de cerca a estos felinos.

Gastronomía de Tailandia

La gastronomía de Tailandia es una de las mejores del mundo, una mezcla de tradiciones y sabores con platos muy aromatizados. Entre los platos tradicionales destacan el satay, un pincho de pollo o cerdo a la parrilla con salsa de cacahuete; el pad thai,  salteado de noodles de arroz condimentado con zúcar de palma, pasta de tamarindo y salsa de pescado; som tam, una ensalada de papaya verde rallada; o el poh piah, rollitos de primavera al estilo thai.

Como postres destacan las frutas tropicales, en propuestas como la piña frita especiada, la crema de coco, el khanom kloy (pastel de coco), el khanom sai shay (pastel de coco y arroz) o el kluai buat chi (plátano cocido con leche de copra).

En cuanto a bebidas tradicionales, prueba el whisky local o mekhong, que suele tomarse con soda y jugo de limón.

[Total: 0   Promedio: 0/5]