• 955 522 530
  • C/ Campana, 6, 3ºA (Sevilla)
  • L-V 10:00-14:00 y 17:30-21:00

Viajar a Etiopía

Muchos la llaman la octava maravilla del mundo y no es casualidad. Viajar a Etiopía supone adentrarse en la patria de la reina de Saba. Es la nación africana con mayor número de monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y la segunda más poblada del continente.

Etiopía tiene calendario único; una lengua con un alfabeto completamente distinto a cualquier otro (arámico); y un sistema horario diferente, entre otras  particularidades. Es el país independiente más antiguo de África, posee una tradición de más de 3.000 años de historia y está considerada la ‘cuna de la humanidad’. Es un país para disfrutar de la naturaleza y la tradición más arraigada del continente africano.

Los tesoros naturales de Etiopía

Addis Abbeba es la capital, pero Etiopía está repleta de rincones únicos como Lalibela, una pequeña localidad acunada por valles, salpicada por casitas de planta circular y techo de paja. Conocida como la Petra africana, esta ciudad tiene once iglesias excavadas en la roca, algo que ‘tienes que ver’ para comprender el prodigio arquitectónico que posee esta población africana.

Los contrastes etíopes son increíbles. Nadie podría imaginar encontrar en un país, de la África profunda, un espacio tan singular como Gondar. Una ciudad rodeada de verdes colinas que, a simple vista, nos transporta a la Europa medieval o a algún reino de ensueño como Camelot. En este sentido, El Castillo de Fasilidas es sencillamente impresionante.

Otra sorpresa que esconde Etiopía es Bahir Dar, una ciudad muy tranquila a orillas del Lago Tana y punto de partida para llegar a los Monasterios del Lago y las Cataratas del Nilo Azul, una auténtica maravilla de la naturaleza y visita imprescindible si viajas a este país.

Las montañas Simien, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, son una de las cadenas montañosas más altas de África, con picos que algunos superan los 4.000 metros de altitud. Otro rincón que, si ‘te gusta la naturaleza’, no te puedes perder.

Cuándo viajar a Etiopía

Etiopía se puede viajar durante todo el año, las temperaturas son agradables y rondan los 20 grados. No obstante, si no llevas bien el calor, evita el verano, momento en el que las lluvias son también abundantes en el este y el oeste del país.

En el sur, la temporada de lluvias va de abril a septiembre. No obstante, en Etiopía disfrutarás de un tiempo cálido y soleado, independientemente de la época del año.

Si buscas el momento ideal para viajar a Etiopía, los meses de octubre a enero son los más recomendables.

Qué ver

  • Lalibela y sus iglesias excavadas en piedra. No te pierdas la procesión de peregrinos, ataviados con su túnica blanca, que recitan en tono monocorde sus oraciones al despuntar el alba.
  • El volcán Erta Ale, el mayor espectáculo visual de Etiopía.
  • Gondar, la “Camelot de África”.
  • El Lago Tana y sus leyendas.
  • Dodola y las montañas Bale, para hacer el mejor trekking del país.
  • El Valle del Omo y sus tribus milenarias.
  • La ceremonia del café un ritual pausado, artesanal y sobre todo, aromático que las mujeres etíopes realizan hasta cinco veces al día.
  • Visitar las Cataratas del Nilo Azul, un regalo para la vista y el oído.
  • Excursión al Monte Entonto, el pico más alto que domina la capital etiope.
  • En Addis Abeba tienes que ir al Merkato, el mercado al aire libre más grande de África.

Gastronomía de Etiopía

En la cocina etíope predominan las especias y la costumbre de comer sin cubiertos. La mayoría de platos están elaborados con diferentes verduras y carnes picadas, fuertemente condimentadas, guisadas de una forma tradicional.

El café es la bebida nacional por excelencia, de ahí que no puedes perderte la cerenomia del café, un ritual ancestral que cada día realizan las mujeres etíopes.

[Total: 0   Promedio: 0/5]